CANDIDATOS “ASESINOS”

Candidatos “asesinos”

Mi último escrito publicado en mi Web (“SOMOS ANIMALES RACIONALES… ¿de veras? Concretamente, ¿lo son los españoles?”), es sin duda el que me proporcionado más felicitaciones de los publicados últimamente. Me he ha sorprendido a mí mismo. Sin duda por haber conectado con el más que unánime sentir de la gente inteligente y racional en ejercicio.

IMG_20190305_065447_166

A continuación una prueba más en favor de mi tesis.

¿Se han enterado que se ha puesto de moda colocar a un asesino, condenado por sus crímenes a treinta años de cárcel y que –indultados, o abreviada su estancia en la cárcel–, en puestos claves de la administración como “líder” de TV·3, o –como pueden ver con solo desviar la mirada a su derecha—como candidata número uno de PODEMOS en la lista por Valladolid?

Por supuesto para escarnio de Castilla, –la que forjó España– y es odiada especialmente por la Sinagoga de Satanás y todos sus hijos.

¿Cómo es posible esta aberración? La respuesta es clara: “No existiría si los 46 millones 116,884 españoles –según las estadísticas– que pueblan nuestra Patria fueran ‘animales racionales’…” Pero como, la aberración es indudable, se debe sin la menor duda a que más del 99% son –aplicando la lógica–:bípedos irracionales”.

Pensaba –con mis años—haber llegado al descubrimiento de toda la estupidez humana pero, los hechos me demuestran que cada día es posible descender un escalón más en la degeneración más abyecta. Hace cincuenta años, nadie habría creído posible el llegar a la sima de irracionalidad reinante.

                      * * * * * * *

Y ahora hablaré algo sobre el tema, porque como decía Bernal Días del Castillo “yo estaba allí, muy próximo a los asesinados”.

Cuando destrozaron el cuerpo del excelentísimo Sr. D. Joaquín Viola Sauret –y el de su esposa–, Registrador de la propiedad, político de vocación, alcalde de Barcelona, era mi jefe en una de sus empresas. Ocupaba yo el cargo de director de márquetin de INMUEBLES EN RENTA S.A. aquel 25 de enero de 1978, cuando uno de sus tres asesinos, y, hoy, “líder pata negra” del Separatismo y del Sindicalismo catalán, perpetro el horrible crimen con los cuerpos del Alcalde y de su esposa –hermana del famoso y popular político y empresario Eduardo Tarragona—adosándoles a ambos una bomba en el pecho. Y recuerdo que su yerno –muy liberal de siempre, con el que había discutido amigablemente de política más de una vez, ese día, confundiéndome (como lo hicieron tantos millones de españoles, engañados, gracias a la imagen creada por los “media” –siempre en manos sionistas—) que los hombres de Fuerza Nueva, éramos “fascistas, belicosos y armados”, ese día “me pedía con ansias, un arma” para ir a vengar a su suegro… (Ese día comprendió que yo tenía razón, cuando había intentado abrirle los ojos sobre lo que nos traería la famosa Democracia Liberal Partitocrática, tras comprobarlo en propia carne). Don Joaquín, una semana antes me había enviado a cumplir la última orden que de él recibí.

Me dijo:

–Vete a Madrid, pues no puedo ir yo, y presenta toda esta documentación al Subdirector de Hacienda.

¿De qué se trataba?

Vale la pena que lo conozcan, en primer lugar porque muestra la personalidad de una responsabilidad máxima, del asesinado. Y, además, para que se enteren bien, de algo que ocurría hace cuarenta y un años, cuando muchos de mis lectores apenas se enteraban de lo que pasaba en el mundo o no habían nacido.

Es bien sabido que los Bancos pagan menos de un uno por ciento (<1%) de interés por depósitos pequeños (entonces por diez mil pesetas, por ejemplo). Algunos compatriotas (los españoles somos ciertamente expertos en pillería, picardía y granujería, pero también brillamos por la rapidez de reflejos) se dieron cuenta de que esta política de los Dueños del Dinero, podía ser aprovechada para buscar financiación en un momento en que la construcción crecía vertiginosamente y surgieron empresas que decidieron “captar pasivo” de las clases medias y más pobres pero ahorradoras por medio de las “cuentas en participación” y pagaban a los inversores hasta el 15% por esas pequeñas sumas ahorradas con mucho sudor. Así surgieron SOFICO RENTA, RENTA INMOBILIARIA, y decenas más, entre ellas INMUEBLES EN RENTA. Nosotros pagábamos el 12%. El dinero fluía como ríos. El mejor instrumento era los ANUNCIOS en la prensa a página completa. Llevaban unos cupones para los interesados en conocernos que era inversión casi segura.

Esa nueva actividad, suponía una SANGRÍA de miles de millones que se olvidaban de los intereses ridículos de los Bancos. Evidentemente, dado su poder, no iban a permitirlo y, efectivamente, se cargaron todas las empresas dedicadas a captar pasivo. Recientemente, hemos visto como “esa modalidad” la pusieron en marcha descaradamente los Bancos, engañando a los pequeños ahorradores. La Justicia ha intervenido como es público y conocido.

El primer aviso me lo dio Fray José Mº De Vera, –capuchino — muy amigo desde de 1936 de un ex -“anarquista” grandísimo amigo mío, convertido en el más leal servidor del P Piulachs y de que les hablo mucho en “Historia verdadera de Fuerza Nueva” recibida por ustedes en XXVII por capítulos,… me dijo literalmente:

— Gil, los Bancos van a ir por vosotros.

–¿Qué me dice?

– Lo que oyes. Les hacéis mucho daño y sé que se os van a cargar… ¡Tenedlo muy presente! Por supuesto, no me dijo la fuente, ni nadie en aquel momento sospechaba que fuese a convertirse en realidad, pero los “curas” siempre están muy bien informados…

Efectivamente, los Bancos, lo tenían planeado y lo ejecutaron maravillosamente meses después del aviso del P. José Mª, con la ayuda del Gobierno de Suárez.

A finales de 1977 nos sorprendió un decreto en el BOE que nos exigía –creo recodar– catorce condiciones PARA PODER PONER ANUNCIOS EN LA PRENSA… Y eso, a partir de febrero de 1978 y nos daba, un mes para cumplir lo decretado o vernos ante la imposibilidad de anunciarnos, secando así la fuente principal de nuestra captación de pasivo.

Viola no le dio la menor importancia, vio claro que en, una semana, él tenía todo a punto. Una de las condiciones era presentar el “Balance, del año 1977” en el mes de enero… Nuestro balance estaba redactado en la primera quincena sin problema alguno… y lo mismo con la velocidad de exprés, a la que escribía a máquina –quitaba a la secretaria y la cogía él–D. Joaquín, personalmente respondió, minuciosamente, a todas las condiciones exigidas.

Cumpliendo su encargo, me planté en Hacienda y me recibió el Subdirector. Vio nuestra respuesta a lo exigido, lo encontró perfecto y, entonces, procedí a la segunda parte del encargo: pedirle que me firmara la autorización para hacer publicidad inmediatamente, ya que habíamos cumplido las exigencias pedidas.

Imagínense mi sorpresa cuando descaradamente se negó a dármela. La alegué que no podía hacerlo y que presentaríamos un recurso… Y, él con toda la cara dura me dijo: — Haz lo que quieras pero no te firmo la autorización. Presenta el recurso, pero “mientras se resuelve pasarán” seis meses durante los cuales no podréis sacar ni un solo anunció…   Es evidente que a ciencia y conciencia PREVARICABA con el mayor cinismo. Sabía muy bien que impedir la publicidad era asesinar al “enemigo de los Bancos” con el arma más limpia, la Ley. De esta “prevaricación del Gobierno” nadie habló. El plan era perfecto para acabar con sus competidores. Ciertamente SOFICO, el mayor enemigo, había cometido errores garrafales, pero había empresas, como la nuestra que jugaban limpio, tanto que el Gobierno no pudo acabar con ella y , hoy, cuarenta y un año después—adaptándose a la nueva situación—sigue vivita y coleando. Y en el mismo despacho de entonces.

                      * * * * * * 

Unos datos complementarios. Quienes trabajaban como “captadores de pasivo” en esas empresas, ciertamente ganaban comisiones millonarias. Recuerdo una colaboradora cuyo nombre omito: cada mes se compraba un apartamento en Salou, y en 1978 tenía ya cuarenta y cinco… Daba una entrada, lo amueblaba, lo alquilaba y así pagaba las hipotecas: otros dos hermanos compraron muchos de los párquines de Gerona;…yo mismo que, aunque mi misión principal no era esa, me compré el SEAT-132, recién lanzado al mercado, al contado, con la comisión de un mes.

Con los saludos de

Gil de la Pisa