LAS PROFECIAS DE LA VIRGEN DE EZQUIOGA

Todos mis lectores tienen constancia escrita de mis anuncios cumplidos ya en su primera parte o sea de que en dos o tres años volveríamos a estar bajo las garras del FRENTE POPULAR SEGUNDO y en un par de años más, España sería la tercer CUBA  y la SEGUNDA VENEZUELA.  La primera parte ya la tienen realizada, llevamos una semana bajo las garras del SEGUNDO FRENTE POPULAR que ha entrado muy mansito, pues la Sinagoga de Satanás perfecciona su “técnica” del dominio del Mundo desde hace dos mil años y en los últimos cien años, esa superación ha cogido la velocidad de los “jets”, inventados precisamente en este último siglo.

El primer Frente Popular comenzó quemando iglesias y matando curas, católicos, gente decente, capitalistas, obreros que no se sometían, etc. Este Segundo Frente,  lo ha hecho entre la sonrisa cínica de los comunistas, y la estúpida de los demócratas. ¡Pobre España amodorrada! No sabe lo que le espera. Pronto verán los anaqueles del Corte Inglés y de los supermercados, como los de Cuba y Venezuela. Volverá el hambre a nuestros hogares…¡eso que las generaciones jóvenes desconocen lo que es! Y los “paseos al amanecer”, los cadáveres en las cunetas (porque los españoles somos más bestias que nuestros hermanos hispanoamericanos…Ni en Cuba ni en Venezuela, que yo sepa se han podido ver las  estampas de la Rabassada… aunque la verdad es que una vez salido de Cuba he procurado olvidarme de lo que fue el paraíso cubano y  no he profundizado en las “delicias” del castrismo).

Pues bien, queridos compatriotas, preparaos para lo que vais a ver y vamos a padecer los que podamos darnos el gusto de huir de la ruina y de la muerte a manos de los rojos, que van a concluir ahora lo que Franco y sus Ejércitos les impidieron hacer en 1939… Ya sé que mi destino es ser Casandra, como lo he sido hasta hoy… pero en ese papel está precisamente: el seguir gritando el peligro que los españoles no quieren ver.

Me acaba de llegar de Vascongadas un documento del que no tenía ni la más remota idea. Es más por primera vez oigo hablar de las apariciones a las que se refiere este escrito*.  A pesar de conocer muy bien –por haberla pasado—la guerra civil o sea, nuestra Cruzada y no muy lejos de San Sebastián, en Santander… Se la reenvío porque, al parecer , mis “profecías” tienen mucho que ver con lo que según este documento “avisó la Santísima Virgen” anunció a los videntes de Ezquioaga. Me imagino que su sorpresa será muy parecida a la mía así que no quiero hacer ningún comentario más al respecto.

A mis lectores de Hispanoamérica, Estados Unidos, Portugal y Europa, probablemente les llamará también la atención que la observación normal y humana de un Casandra cualquiera llegué a las mismas conclusiones que la Madre de Dios tenía ya anunciadas pero eran totalmente ignoradas por mi parte. (No olviden abrir el “pdf” adjunto*)

Con mis cordiales saludos, como siempre,

Gil De la Pisa

*LAS PROFECIAS DE LA VIRGEN DE EZQUIOGA

 

Debo comunicarles  una triste noticia que a mí me ha pesado como una losa aplastante. Durante las fiestas navideñas –concretamente el día 28—Nuestro Señor le llamó a su seno a Carlos González. Una mente privilegiada y una voluntad de acero al servicio de la Iglesia, de España y de todos los valores de ambas. Su preparación en Humanidades, lenguas clásicas y modernas, en teología, filosofía y Liturgia era tal que para mí resultaba un cimiento seguro en mis propias convicciones, y aunque la amistad no nació en la adolescencia sino más bien en la madurez tirando otoño, fue uno de los amigos del alma que deja un hueco irrellenable, por suerte me será más útil aun desde el Cielo ya que pudo decir “bonus certamen certavi, cursum consumaba, FIDEM SERVAVI!… Sí, conservó la Fe y precisamente la fe nítida, sin la mancha negra del Modernismo que la está asesinando en nuestra España, en Hispanoamérica, en esta podrida Europa…y que ojalá conserve íntegra la negritud africana y los países del Este y Asia,  con la columna vertebral de los sacerdotes fieles al “Magisterio perenne de Trento y todos los concilios anteriores al Vaticano II – desde Nicea, el primero, hasta el penúltimo, el Vaticano I.

Amigo Carlos, tennos muy presentes a los que tanto te debemos.  Requiescat in pace