LA FE RECIBIDA

LA FE RECIBIDA

Me imagino que hasta quienes  nunca tienen tiempo para pensar ,  la situación actual,  forzada por la pandemia les ha empujado a utilizar ese maravilloso don , regalo  del Creador: ¡la capacidad de  razonar! Por supuesto, para quienes lo hacen habitualmente, la ocasión la pintan calva.

A mí me ha cambiado muy poco los hábitos. Me he limitado a continuar  en la rutina de los ´últimos  veintiocho años” y a aprovechar el tiempo para  repasar  viejas  vivencias.

 Tras concluir  mis  diversos estudios, pasé ratos amenos dirigiendo  “cine debates”. Me había preparado en diversos  seminarios de ampliación de estudios. E  hice de ello un desahogo en el momento oportuno, tras  un estrés provocado por  exceso de actividades, de inexperiencia juvenil.  Esos conocimientos, luego,  cuando por mis numerosos viajes,  con fines de semana fuera de casa, me facilitaron  disfrutar  en mis horas  libres. Arrinconé esa distracción  cuando el mal gusto, la porquería y la ausencia de valores artísticos, convirtieron en norma  la ordinariez y monotonía de los temas, prostituyendo el nuevo arte. Me alejé definitivamente de las salas de cine y hace más de treinta años que no las visito.

Con  el encierro forzoso he dedicado algún tiempo a disfrutar de las viejas películas de aquellos grandes directores y artistas de hace sesenta, setenta, ochenta años… Un relax inesperado.  He vivido nuevamente, emociones olvidadas y rejuvenecedoras.  No hablaré de  cine pero exprimiré  las reacciones, provocadas, por  algunas de esas películas.

Por ejemplo, las “Sandalias del Pescador”  han provocado este escrito titulado  “la NOSTALGIA DE LA FE.

Y no se trata de “mi nostalgia” (pues nunca la he perdido.  ni  siquiera sufrido la  tentación de arrinconarla;  más bien, con los años,  se ha robustecido  al experimentar  la fuerza de SU VERDAD)  sino de la  tristeza  comprobada  de quienes  creen  pero no saben bien… en lo que creen; católicos,  bautizados, sí, –y hasta hicieron la primera comunión y se casaron por la Iglesia,… Masa inmensa de creyentes de los cuales, menos del  4%   practica un mínimo de su Fe, cumplen el  primer mandamiento de la Iglesia Católica “Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar (los otros cuatro  probablemente ya no los recuerdan; ¡menos los van a cumplir!)

Pues, ¡sí!, todo ha empezado por  la visión de un film muy conocido: “Las sandalias del Pescador”Podría  hacer una crítica de la película,  para  “desoxidar”  mis conocimientos  y  las dotes de observador utilizadas hace más de medio siglo, en los “cine fora” (plural de “cine fórum” –es una  aclaración para “los de la LOGSE”), pero no es el momento.  Solo diré que es una gran película por muchas razones: la elección del tema, un guión casi perfecto, un gran director, unos  excelentes  protagonistas (fuera de serie algunos), insuperables en la interpretación en ciertos  momentos  y, en consecuencia,  el resultado es evidente: pasa el tiempo de la proyección,  sin enterarte y la película, parece filmada ayer. Dejémoslo aquí.

* * * * * * * *

Pasando al fondo del argumento, para mí, como católico  (“super  curtido” en mil batallas contra el Modernismo, como la  herejía que domina hoy la Iglesia),  lamento y me reafirmo en la impresión recibida, cuando la vi por primera vez: Morris West (pues la película  es una adaptación de su novela) ha colado en una forma magistral el “fundamento de la herejía” que más daño ha hecho a la Iglesia en los dos  siglos últimos.   No podemos olvidar este  verdad: “El peor de los venenos, ‘se traga mejor’ si es una ponzoña dulce”,  (Las modernas herejías suelen ser “dulcísimas” son todo AMOR…) Mi mejor maestro repetía constantemente: “el demonio es la mona de Dios

Esta es mi opinión   sobre “Las Sandalias  del Pescador”. Sin duda,     exigente  pero,  seguramente y  en sentido contrario,  con capacidad para despertar,   la añoranza de la fe tradicional y bimilenaria  (alma de la religión de la “vieja Catilla” en la que fui educado).Y así, el “Veni Creator”, cantado por los cardenales,  invocando al Espíritu Santo que hace  conmoverse el alma, me retrotrajo  a los años cuarenta, del siglo XX.

Pude vivir en aquellos  años ya lejanos, los  inolvidables e insuperables  ritos  de la antigua Liturgia... ¡Cómo añoro — por ejemplo—  aquél:..  “Dies irae, dies illa solvet seclum in favila...”!  Son recuerdos imborrables.  Imposibles de describir.  Cuando, en España,  no había ni piñas, ni magos, ni guayabas –las frutas tropicales, hoy en nuestros mercados, y me decían: “¿A qué sabe un ‘mango’,…?”. Mi respuesta siempre era la misma: “Para conocer un sabor, solo hay un modo, ¡probarlo!”,… que te lo diga tu paladar”. Los sabores” si no se prueban es imposible  “trasmitirlos” con descripciones. Lo mismo ocurre con la “antigua Liturgia, solo hay un modo de explicarla, “viviéndola”… ¿Cómo puede una católico de menos de  sesenta años, saborear  la “liturgia tridentina” si no la ha podido vivir? No basta con ir de cuando en cuando a una misa del “rito romano de siempre” necesitarías haber  vivido  “el clima de una ciudad o a un pueblo  católicos” de la primera mitad del siglo XX.

Cuando lo has vivido durante  cuarenta años y,  hoy, asistes a  unas ceremonias frías,  en  unos lugares ahora “igualmente helados”  –pues han perdido “el antiguo calor de lo religioso auténtico” — que llenaba el alma y la caldeaba, se te baja el alma a los pies. Las nuevas ceremonias son  “reuniones sociales de compromiso” y   “sin sentido –no me tomen por desalmado y cruel— donde  es manifiesta y se palpa  la ausencia de Dios,  de la Eternidad, de la Trascendencia. Y las iglesias parecen clubes de asistencia social,  donde “el mundo”  es el tema central…

La mayoría de los católicos pisan la Iglesia, con ocasión  de  bautismos,  funerales,  bodas,  Primeras comuniones, bendición de los ramos y palmas… ¡como mucho!,  por  Navidad o Semana Santa y las fiestas del Pueblo…

¿Qué decir de las misas de funeral? A quienes  se han presentado ya ante su Dios, les sobran las palabras hueras, los elogios,  el boato y sus manifestaciones”… y piden a gritos, misas y oraciones  por su alma. Pompidou o  De Gaulle, ordenó que  su funeral se celebrase con  una solemne   misa de REQUIEM según el viejo rito tridentino.

Es lo que nos deberían conceder a todos los católicos,  cuando nos llame Dios.  Una de mis pocas “últimas voluntades” se concreta en — “pedir y esperar de Dios y de su Santísima Madre y nuestra”  (con la colaboración de  mis hijos y nietosesa muestra de su bondad  y omnipotencia: Una “misa de Requiem”.

Como seguramente  no habéis, asistido a ninguna,  ignoráis esa maravilla de la Liturgia propia de la Catolicismo auténtico.

Lo más triste de mi experiencia  es comprobar cómo,  esa misma  “ausencia del clima cálido”,  inseparable  y propio de la de la verdadera Iglesia de Cristo a lo largo de 1960 años,  no va inseparablemente unido  a  “todos sus nuevos ritos”  Viví como experiencia triste  la de asistir  hace medio siglo, a una emigración forzosa a  los “Círculos polares” de la existencia.   Nos  enteramos muy pocos: sólo  quienes vivimos felices en otro clima, (entre el “Trópico de Cáncer” y el “Trópico de capricornio”) gracias a poseer, ya,  cuando nos sacudió el terremoto de los años sesenta del pasado siglo una formación religiosa de suficiente  nivel  y algunos años gastados en su defensa.

Ciertamente,  en  el año de gracia 2020,  el resto de católicos – por ser personas con menos de setenta años  que no han traspasado  nunca, los límites de los “Círculos polares”–,  son felices,  mientras pasan los años sin enterarse  de su desgracia: no poder vivir  la “buena vida de la vieja FE”.

* * * * * * * *

Corto aquí  pero espero  continuar con el tema (“La FE RECIBIDA”). Es trascendental y queda muchísima tela por cortar…tanta que merece  no un artículo más, sino una serie.

LA FE RECIBIDA

JOSÉ FERNANDO SILVA

Queridos lectores y amigos:

He querido asimilar el golpe y por eso he esperado dos semanas para hablar del fallecimiento del amigo irremplazable. Sólo  unas pobres palabras para quien ha dedicado gran parte de su vida a luchar por Dios y España. Con muchos como él nunca habríamos llegado a la sima política y religiosa que nos toca vivir que es un “cielo” en comparación con lo que nos espera…

Viva Cristo Rey y Viva España

O  mejor ¡Arriba España! que es como siempre lo gritó él. Era un falangista y colaboró con otro amigo mío José Luis Surroca (alcalde franquista de San Justo Desvern), el creador de “RADIO JUVENTUD de Barcelona”  que ha acabado en esa prostituta llamada  “cadena SER”  gracias a miserables como Gabilondo y Cía., pero   tuvo “orígenes virginales con falangistas”, con hombres enteros  como Surroca y Pepe Fernando.

Sigue leyendo “JOSÉ FERNANDO SILVA”

“LA PACHAMAMA” ARDE EN CIUDAD DE MÉXICO

“LA PACHAMAMA” ARDE EN CIUDAD DE MÉXICO

Al parecer,  las naciones católicas  de la HISPANIDAD,–¡fieles a sus genes!–, está reaccionando frente a la traición clásica habitual de las naciones sajonas a la Fe de Cristo quemando ídolos….

Los obispos alemanes se han sacado de la manga la idolatría indígena y el Sínodo de la Amazonía con la bendición del papa  italiano argentino –que menosprecia la civilización española—… Mientras  los  herederos de la Nueva España queman los ídolos paganos que la Jerarquía Católica Universal entronizado la idolatría en el propio Vaticano.

Por INFOVATICANA | 04 noviembre, 2019

En una céntrica iglesia de la Ciudad del México, presidida por rector de la misma y canónigo penitenciario de la Iglesia Catedral, hemos podido asistir con gran gozo a la quema de imágenes de la Pachamama, con la oración de exorcismo, pidiendo perdón a Dios por las afrentas sufridas en los últimos días.

Hace un mes la Pachamama entró en nuestras vidas, seguro que muchos no habían oído hablar nunca de la conocida ídola americana. Vimos con estupor cómo se le rendía adoración en los jardines vaticanos, con la presencia y aprobación del Papa Francisco. Era el día de San Francisco de Asís y el comienzo del sínodo de la Amazonia. Las imágenes de las ídolos, y de sus idolillos acompañantes, han dado la vuelta al mundo y han causado una polémica todavía no superada ni aclarada. Los medios vaticanos han intentado negar y oscurecer el hecho imposible de ocultar ante las imágenes que todos hemos visto.

Nos consta que son muchos los lugares e iglesias que en público y en privado han rezado y elevado oraciones al cielo por este desaguisado. En América, muy especialmente en México, saben muy bien de qué hablamos porque la fe cristiana sigue luchando contra la idolatría y la superstición cada día. En estas tierras saben que estas cosas son serias y que detrás está el demonio en persona. El culto y la adoración a los demonios en sus múltiples formas trae desgracias, y no pocas, que arruinan vidas y familias y enfrían la fe.

En este domingo hemos visto con inmenso placer cómo el Padre Hugo Valdemar, uno de los sacerdotes más ilustrados de México y que sabe muy bien lo que se trae entre manos, conocedor a fondo las primitivas religiones que poblaban estas tierras y del enorme esfuerzo de los misioneros, especialmente franciscanos, por erradicar la idolatría sin contemplaciones.

La Virgen de Guadalupe es el gran exorcismo que protege a toda América de estas idolatrías y que encamina hacia el encuentro son su Hijo Jesucristo. No es tolerable que, ni de lejos, podamos escandalizar a los católicos americanos con las locuras vividas este mes de octubre en Roma. Tenemos la impresión de que estamos viviendo una especie de posesión colectiva que está enloqueciendo a las personas y oscureciendo su entendimiento.

El acto ha consistido en unas plegarias de desagravio por los actos cometidos en el sínodo, en San Pedro y en la Traspontina de Roma, por las publicaciones de la Conferencia Episcopal Italiana y por los cantos de la Catedral de Lima.

Tres imágenes de la Pachamama han sido quemadas en la Ciudad de México y esperemos que el acto de oración sirva de ejemplo en mucho otros lugares. Tratar con frivolidad las cosas de Dios y caer en la idolatría nos reduce a niveles increíbles de degradación.

Gracias Padre Hugo por su valentía y por ofrecernos este ejemplo tan necesario en estos momentos siguiendo el ejemplo de los apóstoles de América. Que la Virgen de Guadalupe nos proteja de la confusión y nos lleva al esplendor de la fe.

Juan Diego de Calpulalpan

HA FALLECIDO UN GRAN HOMBRE

DON ALBERTO

Quienes hemos tenido la suerte de remar en la misma barca que D. Alberto Ruiz de  Galarreta, hemos recibido la noticia de su fallecimiento con sentimientos encontrados: la pena de perder un amigo, un  hombre fuera de serie pero que el “mundo” ignora, un profesional de la medicina como la copa de un pino, un escrito infatigable en la defensa de todo cuanto amamos los españoles bien nacidos, un tradicionalista, a la par que carlista convencido –y  gloria de ese Movimiento—y, al mismo una sensación de paz interior por estar seguros de que Nuestros Señor  le habrá recompensado por todo el celo demostrado en la difusión de sus enseñanzas y en expansión de  su Reino y sin olvidar la defensa del Supremo tesoro bimilenario de las Españas: la UNIDAD CATOLICA en la política y en la Hispanidad. No es fácil hallar personajes de semejante talla. Es una gracia de Dios toparse con ellos a lo largo de la vida. Mis palabras de poco le servirán salvo como testimonio para los que continúan luchando en los mismos frentes y para invitar a todos a imitarle mientras tenemos tiempo. Es evidente que lo único importante es el Juicio de Dios pero estamos convencidos  de que todo parece a su favor  y habiendo combatido el buen combate y guardado la fe, solo le cabe esperar la recompensa prometida a quienes le sirven. Desde que le conocí me impresionó esa irradiación que emiten los hombres verdaderamente grandes. Mis palabras solo tiene un fin: dejar constancia de estos sentimientos y del aprecio máximo que le tuve siempre.

Sigue leyendo “HA FALLECIDO UN GRAN HOMBRE”

GRACIAS, DON SANTIAGO ABASCAL

GRACIAS,  DON SANTIAGO ABASCAL

Hacía años, muchos años probablemente,  desde que Don Blas Piñar  no fue reelegido como Parlamentario, que no me asomaba a los discursos de las Cortes. Me producían una tristeza inmensa presenciar tanta cobardía,  traición a los valores y a la inteligencia, tanta que lo consideré peligroso para mi salud mental..

Por suerte no ha mucho algún amigo me ha sorprendido enviándome   algunas de sus todavía pocas intervenciones en el Congreso de los Diputados y me parece que durante esta legislatura nos vamos a divertir oyéndole a usted cantar las cuarenta a esos lerdos  o mejor dicho lerdas,  mayoritariamente, por suerte para los “machistas confesos” como es mi caso. Sigue leyendo “GRACIAS, DON SANTIAGO ABASCAL”

DOS MANERAS DE ENTENDER LA VIDA

DOS MANERAS DE ENTENDER LA VIDA

Mientras una parte importante de españoles y extranjeros disfrutan del maravilloso sol de España y de las no menos fantástica playas de nuestra Patria, aprovechando el puente –más bien el acueducto—del Día de la Independencia y del Primero de Mayo—que incluye este fin de semana, unos españoles que aman a Dios y a su Patria están reunidos en Zaragoza para mantener “el fuego sagrado” de la defensa de la UNIDAD CATÓLICApara la Tierra de María Santísima.

¿Son unos ilusos?

-– Ante los hombres, quizás, sí; no ante el SEÑOR DE LOS SEÑORES.

Me voy a permitir unos comentarios al respecto.

DOS MANERAS DE ENTENDER LA VIDA

Nada que objetar, por supuesto, a que se aprovechen las ocasiones para interrumpir de cuando en cuando el trabajo, aparte de cumplir el mandato del Creador: respetar el descanso dominical como un precepto de su Ley.

¡Disfruten pues de esas vacaciones los que pueden!

Pero vivimos unos tiempos de tal desorientación mental que hasta los cerebros más privilegiados, en ciertos momentos, meten la pata cuando intentan ilustrarnos “con su reconocida ciencia”… Tenemos el caso del sabio pontífice Benedicto XVI, quien, un día, nos habló de la “sana laicidad”… Con todos los respetos para el emérito Sumo Pontífice, esa teoría ni tiene base, ni se sostiene y, menos aún, puede servir de fundamento para justificar la cobardía en la defensa dela VERDAD única e inmutable.

Viene a cuento para ilustrar el contenido profundo de este artículo: “Dos maneras de ver la vida”.

Cierto y evidente: no hay solo dos maneras de vivirla, pero yo me refiero a una realidad concreta de quienes se dicen católicos ilustrados y combatientes a la hora de actuar. Y el hecho de esa bifurcación parte de un tremendo error popularizado en la Iglesia desde que el Modernismo sustenta las riendas de la misma. El error consiste en creer que para salvarse basta con “salvarse individualmente” no como ser “sociable”, pues aunque se hable mucho de solidaridad solo se procede como si el individuo fuera dios y se le ha hecho creer al católico modernoque debe respetar tanto la libertad del prójimo, que no se le “puede convertir” pues es muy libre de adorar al dios que quiera, porque todas las religiones son buenas, y lo fundamental es “el hombre”, no el Dios Uno y Trino y su Reino en la Sociedad.

O sea que eso de “naciones católicas” pueblos leales a Cristo y su Religión es un atraso de la Edad Media fruto de la ignorancia oscurantista de Santo Tomas de Aquino, de San Agustín y de todos los Padres de la Iglesia… En consecuencia, y contra la doctrina de siempre, perenne y universalmente admitida por la Iglesia (norma obligatoria para que sea “católica”), y de su Magisterio infalible por voluntad de Cristo, el ideal de la Política y de las normas que rigen la Sociedad, debe ser la SANA LAICIDAD… (¡Apaga y vámonos!…)

Pues no, señores, la “laicidad” presupone parcelas que NO ESTÁN SOMETIDAS al Creador de todo cuanto existe. Cuando el mínimo de inteligencia hace entender (a quien piense un poco) que si yo creo algo, todo lo salido de mi inteligencia y de mis manos es “mío”. Si me debe la existencia, no se me puede revelar exigiéndome que le reconozca “independiente”…

El Dios Uno y Trino, Creador de TODO CUANTO EXISTE –lo mismo las criaturas palpables que las invisibles–, es dueño absoluto de las mismas. Da lo mismo cómo se llame: ángel, hombre, animal o planta, cielo o tierra, sociedad política u organización social… Nada escapa a su dominio absoluto. Eso sí, las ha dado unas leyes por las cuales deben regirse sin importar como se llamen: llámense “atracción de las masas”, “capacidad de expansión”, “libertad angélica”, “libertad humana” o “inmovilidad de los cuerpos inertes”, etc.… Las diferentes leyes que las rigen, no admiten excepciones, y no hay una sola “parcela” de cuando existe (como son los estados, las naciones, los partidos políticos o la sociedad de cualquier índole) “independiente de Dios”.

Por lo tanto la “sana laicidad” (en cuanto supone poder reírse de las “leyes de Dios” y en especial de sus mandamientos, de su moral, por ejemplo: los estados, la política, la ciencia…) es una “asnada”, como calificaba a estas “falsas verdades” un genial profesor de griego en la Universidad Católica santo Tomas de Villanueva de la Habana. Otra cosa es que, en la práctica, haya que tragar el abuso, pero no engañemos a nadie llamándolo “sana laicidad”: Si verdaderamente es “laico” solo significa_ ¡Dios no pinta nada “en esta parcela”!… a menos que previamente hayamos vaciado la palabra “laico” de su contenido real:libre de la autoridad del Creador.

Por eso los verdaderos católicos y españoles que se reúnen exactamente desde TREINTA AÑOS, –desde el día de la celebración del decimocuarto centenario del III Concilio de Toledo.(589) donde se fraguó la UNIDAD CATOLICA DEL REINO VISIGODO o sea, de ESPAÑA–, demuestran con hechos que ven la vida de otra manera. Están convencidos de que la mayor traición a España se fraguó en el Vaticano, cuando obligaron al Caudillo –que era más papista que el Papa y por lo tanto acató las órdenes como un borreguito—a renunciar al precepto del Fuero de los Españoles, y de la esencia nacional, lo que todo español llevaba en la sangre: la única Religión de la Nación verdadera y suya es el Catolicismo, al que nuestros padresregalaron medio mundo de creyentes.

Pablo VI y sus nefastos cardenales y asesores ya habrán dado cuenta a Dios de semejante traición a la Verdad Suprema, a todos nosotros y a la inteligencia. (Como no es dogma de Fecreer en las “beatificaciones y canonizaciones”, yo “paso” de todas las realizadas desde el Vaticano II para acá, salvo cuando no admiten dudas, como las de los mártires que han dado su vida por no renegar de Cristo)

Durante muchos años fue asiduo colaborador de ese movimiento que los españoles no sabrán ni valorar ni agradecer bastante y, ahora, que no me es posible les invito a no cejar nunca en el empeño, si queremos mantener la esperanza de la indisolubilidad de la Patria.

¡Viva Cristo Rey y la Unidad Católica de la Nación! Lo que permitirá seguir gritando ¡Arriba España!

Con los saludos cordiales de

Gil De la Pisa Antolín

DOS MANERAS

SUSCRIBETE para no estar pendiente de si se te envía. Si te suscribes te entrará en el acto cada nuevo escrito.

Estos son enlaces activos:  

https://es.wordPress.com 

https://gil-de-la-pisa.net

———————————————————————

Registro wordpress-1